CAMPUS ULTZAMA 2013

“El Tiempo de la Belleza” fue el lema bajo el cual se desarrolló el Campus Internacional Ultzama es su edición de 2013. Entre los días 13 y 15 de junio y en el marco del Centro Hípico de alto rendimiento de la Ultzama, los asistentes pudieron debatir en torno a dos conceptos como son “el tiempo, que, como bien sabemos, es por esencia infinito e inabarcable, y la belleza, que es, ya desde los clásicos, una noción inaprehensible”, como ya anotaba el sociólogo y relator del evento José Miguel Iribas en el texto de introducción de la primera jornada.

El encuentro reunió a 22 arquitectos tanto nacionales como internacionales, que pudieron dar su visión y debatir sobre el tema planteado. Las dificultades respecto a la discusión sobre el binomio tiempo-belleza fueron evidentes desde la primera jornada. El primer debate se produjo tras las intervenciones de los arquitectos Félix Solaguren (Barcelona), Moneo Brock Studio (Madrid), Jesús Azpeitia (Estocolmo), Pereda Pérez Arquitectos (Pamplona), Juan Ruescas (Madrid) y Samuel Delmas (París). El tema de la belleza fue el principal foco de polémica para los asistentes, que discutieron en primer lugar en torno al propio tema en sí, y la conveniencia o no de tratarlo desde su dimensión filosófica.

 

La pregunta planteada para el debate, giraba en torno a qué tipo de belleza necesita nuestro tiempo. Las respuestas fueron varias, desde quien planteó la belleza como lo cotidiano o común, la belleza como servicio, como experimentación instantánea de una conjunción entre cuerpo, mente y universo, o la belleza como saber hacer, o tecné. Finalmente Mangado, lanzaba una pregunta al aire con lo que terminaba la primera jornada: ¿Qué define la belleza? ¿Es esto lo que debemos tener en mente cuando proyectamos?

Durante la segunda jornada, las presentaciones fueron a cargo de los arquitectos, José María García del Monte (Madrid), Lina Ghomeh (París), Eslava y Tejada Arquitectos (Madrid) y Héctor García-Diego (Pamplona). Por la tarde, el debate se desplazó al Museo Oteiza en la localidad de Alzuza, donde João Carrilho da Graça y Luis Rojo presentaron su obra y su posición respecto a las preguntas lanzadas.

 

 

El segundo debate planteó cuestiones muy interesantes sobre la manera en que los estudios de arquitectura persiguen la belleza, y si tal cosa no son sino juicios estéticos relacionados en realidad con un cierto gusto, un gusto educado. A este respecto la división de opiniones estaba servida. La idea de la abstracción fue otro concepto que estuvo presente en este segundo debate y que dio pie a diversas opiniones, entendida para unos como una cualidad hoy universalmente apreciada, para otros como un lenguaje.

 

Llegamos así al tercer y último día del campus,en el que las primeras presentaciones estuvieron a cargo de los arquitectos Iñaki Carnicero (Madrid), Susanne Gampfer (Augsburg), Ana Aragão (Oporto), Aitor Acilu (Pamplona) y Roger Suchs Sanmartín (Barcelona). Del mismo modo que el día anterior, por la tarde la discusión tuvo lugar en el marco del Museo de la Fundación Oteiza, donde pudimos ver las presentaciones de la arquitecta eslovena Marusa Zorec y de Víctor López Cotelo.

El tercer debate y quizás el más intenso de los tres tuvo un punto clave planteado al comienzo del mismo por Emilio Tuñón citando a Miguel Fisac, que fue la idea del “no sé qué” que caracteriza a la buena arquitectura. Uno de los puntos de encuentro fue la idea de que la intuición, entendida como algo que parte del conocimiento y como primer planteamiento a la hora de aproximarnos a un proyecto, puede ser uno de los motores que conducen a ese anhelado “no sé qué” del que hablaba Fisac. Finalmente y justo antes de concluir el campus, se introdujo una interesante idea: el papel del perceptor, en el sentido de que es una incógnita, siendo un hecho constatado la dificultad de los arquitectos para comunicar los códigos abstractos a la sociedad, y la diferencia que existe entre las propias sociedades.

Finalmente y tras tres intensos días de debate, son varias las conclusiones y puntos de encuentro que se podrían extraer, sin embargo la dificultad para llegar a dichos puntos de encuentro fue una constante a lo largo del campus. El concepto de belleza, y más aún la idea del tiempo de la belleza, dio lugar a un interesante diálogo que nos hizo apreciar la diferencia de posturas con que cada estudio concibe la belleza o afronta la búsqueda de ésta.

 

Texto: Beatriz Caballero Zubía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAMPUS ULTZAMA 2012: “La belleza: reto y servicio”

 

El Campus Internacional Ultzama 2012, que tuvo como tema de debate “La belleza: reto y servicio”, reunió del 6 al 9 de septiembre, en Navarra, a jóvenes estudiantes de postgrado de todo el mundo, quienes junto con arquitectos ya reconocidos con mucha experiencia profesional y otros más jóvenes que aun están iniciando su recorrido profesional, discutieron acerca del papel que la belleza desempeña, como medio o como meta, en el diseño arquitectónico para lograr que la arquitectura siga sirviendo a la sociedad y siga mejorándola, lo que constituye su principal reto. En las discusiones y presentaciones tomaron parte activa también profesionales de otras disciplinas, como la sociología o el periodismo. De esta manera durante tres días cerca de una treintena de arquitectos y agentes sociales debatieron sobre la situación actual de la arquitectura y su futuro inmediato. El Campus tuvo tres ámbitos de trabajo; uno previo, personal de cada uno de los convocados, que se tradujo finalmente en un escrito enviado por cada uno de ellos, que, juntos, definieron el documento de partida del Campus; y otros dos, en los días de desarrollo del Campus: uno reservado sólo a los participantes, con debates y presentaciones basadas en obras de arquitectura construida, que tuvo lugar en el Centro Hípico de la Ultzama, en Zenotz (Navarra), donde el protagonismo recayó fundamentalmente en los arquitectos más jóvenes. Y un segundo ámito de discusión, abierto al público y a la participación ciudadana, que tuvo lugar las tardes del viernes 7 y del sábado 8 en el Museo Oteiza, en Alzuza (Navarra).  Como complemento a las discusiones, y como modo de aliviar la intensidad de las sesiones, los participantes del Campus realizaron visitas guiadas, que intensificaron el carácter de convivencia del Campus; así, el primer día, con el Alcalde de Pamplona al frente, también arquitecto, visitaron el Ayuntamiento de Pamplona, el Archivo General de Navarra y el Centro de interpretación de las murallas de Pamplona, recientemente inaugurado. El sábado, el director del Museo-Fundación Oteiza, Gregorio Díaz Ereño, introdujo a los invitados al Campus en la vida y obra de Jorge Oteiza. Los participantes pudieron disfrutar, además de las obras del escultor guipuzcoano, del edificio que las alberga, verdadero ejemplo de abstracción construida y una obra señera de la arquitectura española contemporánea, asi como de las maravillosas vistas de Pamplona que se contemplan desde su azotea. Las sesiones abiertas reunieron a cerca de setenta personas cada día, que llenaron la sala de conferencias del Museo Oteiza. Tras las intervenciones correspondientes a cada día se produjo un rico debate, moderado por el periodista Llàtzer Moix, en el que las intervenciones del público asistente se sumó a las de los participantes en el Campus. El Campus concluyó con una jornada de intercambio final, más distendida, en la que se fomentaron los diálogos personales y los `corrillos´ durante la visita a las instalaciones del Club de Golf de la Ultzama, reconocido edificio del arquitecto navarro Fernando Redón, y en el paseo por el bosque de Orgi.  Tanto las conclusiones del campus y los textos aportados a él por cada participante se publicarán en forma de libro como ya sucedió con los correspondientes al Campus Ulzama 2011 “Llegadas/partidas”. En cualquier con el contenido de las discusiones, presentaciones y exposiciones el relator del Campus, Llátzer Moix dió finalmente forma a un texto que resume muy escueta y brillantemente lo tratado en Ultzama y Alzuza del 6 al 9 de septiembre.

Manifiesto Campus Ultzama 2012 “La belleza: reto y servicio” La belleza de la arquitectura, durante siglos asociada a cánones clásicos, y en los últimos años secuestrada por lo icónico y lo espectacular, reclama un nuevo sentido acorde con las exigencias del presente. No se trata de definirla ni de acotarla, puesto que cabe concebir tantas expresiones de la belleza como arquitecturas. Pero es obligado hallar y explorar los caminos que pueden conducirnos a ella, al objeto de propiciar una estética ética. Afirmamos, en este sentido, que la arquitectura permanece y tiene una dimensión trascendente, a diferencia del grueso de la producción industrial, sujeta a modas y diseñada para la obsolescencia. Afirmamos que la belleza de la arquitectura tiene que ver con las soluciones esenciales y el desvelamiento. Y que no es un atributo o un objetivo previo, sino una consecuencia de la práctica profesional basada en el rigor, el diálogocon el espacio y el tiempo, la creatividad, la naturalidad, el sentido crítico, la investigación –que no la especulación-, la  vocación de servicio –que no el servilismo-, la discreción y la flexibilidad de uso que abre horizontes a la reconstrucción, la rehabilitación y el reciclaje.En suma, afirmamos que la belleza, productora de intensidad y de emoción, es una meta a la que los arquitectos se acercan cuando dan a la sociedad más de lo que esta reclama, cuando cultivan la empatía con los usuarios y cuando persiguen la eficacia con el fin de mejorar la experiencia vital en todos los ámbitos posibles

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MARKUS WESPI & JEROME DEMEURON

 

 

 

 

Jerome de Meuron, luca Romeo y Markus Wespi en su estudio de Caviano, Suiza.

Durante la segunda semana de Marzo, Juan Rodríguez ha fotografiado cuatro obras de los arquitectos suizos Markus Wespi y Jerome de Meuron. Todas ellas viviendas unifamiliares de nueva planta y rehabilitaciones de otras preexistentes, todas ellas localizadas en el entorno inmediato del Lago Maggiore.

Casa en Caviano, todavía en construcción.

Casa jo, Caviano

Casa Ku, en Brione

Casa Bu.a,  en Scaiano

Casa en Abbondio

Los Arquitectos Felipe Meier y Julia K, realizaron tambien una entrevista a los arquitectos para recabar enformación para la elaboración del texto que Maier realizará para presentar la monografia que el proóximo abril a.mag le dedicará a los arquitectos suizos.